En las conexiones

Por último, el usuario debe observar una serie de normas de seguridad en las conexiones que realice al TPV-Virtual en cualquier caso, pero de manera especial si se utiliza un PC de uso compartido.

Los navegadores o sistemas operativos tienen una utilidad que permite almacenar claves, de forma que ante sucesivas introducciones el PC puede autocompletar el código de usuario y rellenado de la clave, sin necesidad de ser introducida por el usuario. Esto es un riesgo evidente en el caso de utilizar ordenadores públicos, ya que posteriores usuarios que utilicen el mismo PC que se ha utilizado para acceder al TPV-Virtual podrían llegar a suplantar al cliente, aún sin conocer su clave de acceso.

Si además se tiene habilitada la opción de "Autocompletar formularios", opción que hace mucho más cómoda la navegación y la reiteración de datos, los usuarios son fácilmente identificables y con ello sus contraseñas.

Otro error muy común es no cerrar la sesión del TPV-Virtual cuando hemos dado por finalizada la navegación, ya que si nos levantamos del puesto, otro usuario puede encontrarse la sesión activa y operar en ella. No vale con abandonar la sesión del TPV-Virtual visitando otro sitio web, ya que pulsando el botón "atrás" del navegador puede llegarse de nuevo al servidor del TPV-Virtual y continuar en sesión si no se ha ordenado la desconexión de forma explícita.